Colaboración especial  de Manuel Quiroz, director de prensa de SIN y vicepresidente de Adompretur…

 

Santo Domingo, República Dominicana. El periodista Manuel Quiterio Cedeño saludó el fin de una larga batalla contra la corrupción en Cabarete, Puerto Plata, tras destacar la contribución de la prensa para que se hiciera justicia y se sentará un precedente en favor de la sociedad y en contra del uso indebido de los recursos del Estado.

En una carta manuscrita dirigida al director de El Caribe, Osvaldo Santana y al ex director de ese diario, Manuel A. Quiroz, Quiterio cita la contribución que en ese caso hizo el periódico en dos etapas diferentes. Dice que la hizo la comunicación, no en computadora, sino a mano “para que sólo se escriba lo que sale del corazón”.

A continuación el texto íntegro de la carta:

“Culminó un proceso interesante y de mucha importancia para la sociedad dominicana. Se trata del arresto y envío a prisión de los dos directores municipales que saquearon los recursos de la comunidad de Cabarete.

Cuando decidí involucrarme en esa “batalla”, fue una movida pensada con el objetivo de probar si las entidades sociales y las personas podían actuar dentro de los canales institucionales para luchar contra la corrupción.

Fue un proceso de muchos años, a veces decepcionante, con largos silencios en los momentos vitales y fue visible para todas las vulgares complicidades del estamento judicial de Puerto Plata.

Pero pudimos avanzar en primer lugar, por el coraje de Michel, un domínico suizo que decidió pelear (y sigue peleando) por la decencia y la preservación del medio ambiente de Cabarete y puso en riesgo su vida, su pequeño negocio y sus recursos para pagar abogados.

En segundo lugar, fue posible por el apoyo ofrecido por Manolo y Osvaldo (mis amigos) desde la dirección de El Caribe, que se convirtió en la plataforma para dar voz a una tarea que sin ella no habría tenido éxito.

Con el “caso Canoa” se muestra que sí es posible enfrentar la corrupción y que las personas y organizaciones sociales pueden asumir la tarea de sanear sus comunidades de ese monstruo depredador, si tienen el apoyo de los medios de comunicación y la voluntad.

Sin El Caribe no habríamos podido presionar a los jueces de Puerto Plata, ni habríamos logrado convertir el “caso Canoa” en un tema nacional. Es interesante destacar que después de éste, varios alcaldes y autoridades municipales han tenido que sentarse en el banquillo de los acusados.

Gracias Osvaldo, gracias Manolo. Sin ustedes no hubiéramos logrado meter en el calabozo a estos dos truhanes, sobre todo al exitoso Canoa, experto en comprar políticos y “actores” de la Justicia”.

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario
Por favor, introduzca su nombre aquí